The Park

The Park

La razón por la que no voy a los parques de atracciones

The Park se describe a sí mismo como una narración interactiva y lo cierto es que lo es: trata de distanciarse del concepto “juego” y se revela como un escalofriante cuenta de terror y tormento psicológico. Eso sí, se mueve en una fina línea entre la toma de decisiones y una historia predefinida. Ver descripción completa

PROS

  • Visualmente brillane
  • Su cuento psicológico te atrapa
  • Buena mezcla de sustos y suspense
  • Tiene más aciertos que fallos

CONTRAS

  • Muy corto por lo que vale
  • Las decisiones no combinan bien con la narrativa
  • Algunos elementos ya los hemos visto antes

Bueno
7

The Park se describe a sí mismo como una narración interactiva y lo cierto es que lo es: trata de distanciarse del concepto “juego” y se revela como un escalofriante cuenta de terror y tormento psicológico. Eso sí, se mueve en una fina línea entre la toma de decisiones y una historia predefinida.

Cicatrices del pasado

The Park se inicia con una de las situaciones más dramáticas que un padre puede imaginar: perder a su hijo. Tomando el papel de Lorraine, irás en busca de tu hijo, Callum, después de que el niño se pierda en el parque de atracciones Atlanting Island Park.

La búsqueda de tu hijo se sucede en un entorno degradado, un parque de atracciones con montañas de basura, atracciones en ruinas y puestos abandonados. Esta degradación es aterradora y combinada con personajes siniestros y efectos visuales consigue estremecerte, jugando con el terror psicológico.

Entre este caos vas a encontrar mensajes y eventos con los que puedes interactuar. Estos revelan secretos del parque de atracciones y del pasado de Lorraine, y poco a poco te explicarán por qué están viviendo todos estos horrores.

The Park cuenta con una efectiva historia que gana mucho con la vista en primera persona como Lorraine.

No es momento de hacer turismo

The Park tiene la mecánica de un juego: clicando en cada punto de interacción se te va revelando el cuento. Puedes seguirlo o ir directamente a la historia de Lorraine. Aunque puedes montarte en todas las atracciones el hecho de saber que tu hijo Callum está en otra parte no te invita a hacerlo.

Esto es una pena, pues los paseos con las atracciones pueden proporcionarte tranquilamente una hora o dos más de juego y muchas sensaciones. En mi caso me impresionó el viaje con cisne: si bien es una atracción lenta, es fascinante gracias a su teatro de sombras que te cuenta la historia de Hansel y Gretel.

Por supuesto, los elementos que hayas pasado por largo son una razón para volver a revivir la experiencia de The Parh. El problema es que el crecendo en el periplo de Lorraine es demasiado intenso y no querrás detenerlo.

Sentirás el miedo

The Park es un interesante experimento sobre la narrativa de terror que tiene más aciertos que errores. Y sus errores solo se deben a su relación precio/tiempo de juego. No digo que no valga la pena pagar lo que vale, pero sí que hay que tener en cuenta que estamos ante un divertimento corto.

The Park

Descargar

The Park